¿Quién es el sistema?

Mutual

abril 6, 2016

Debates

sietema-titulo

 

Al recorrer Latinoamérica cada nuevo paisaje, cada nueva visión de toda esas tragedias cotidianas que se ven atravesando las ciudades se incrustan en el alma de un modo indescriptible, único, diferente.

 

Mucha agua bajo el puente transcurrió desde las primeras guerras de la Independencia. Muchos hermanos mayores murieron antes en esta tierra, Latinoamérica por querer construir un mundo mejor. En las cercanías de donde nacimos (la Argenta) los niños se siguen muriendo de hambre o enfermedades relacionadas con ello y la pobreza día tras día, año tras año desde hace ya mucho tiempo. Otros también se mueren esterilmente, mueren envenenados por los químicos perversamente utilizados en la agricultura, la mega minería y la industria del petróleo, o en sus casas por carencias básicas, mueren en las calles por gatillo fácil o por gatillo ordenado y así sucesivamente.

Lo increíble no es que esto ocurra bajo el proceso económico capitalista que sufrimos. Lo increíble es el tremendo poder que tienen los medios de comunicación para anestesiar al pueblo e inculcar en él las mentiras y los razonamientos que llevan a muchos al crimen de la indiferencia. Cuántas muertes inocentes e inútiles más serán necesarias para poder reaccionar.

El sistema pega duro. Nos deja sin trabajo, nos deja sin educación, nos deja sin salud, nos desnutre, y lentamente no va desorganizando.

 

Ahora bien, ¿Quién es el sistema?

sistema-01

 

El sistema es el capitalismo, los holdings, los políticos funcionales al imperialismo y también nosotros. Nosotros contribuimos a conformar este sistema que presenta una distribución de las riquezas tan despareja. Es simple: el poder concentrador de riquezas NO ES POSIBLE si nosotros no lo permitimos. No solo fueron nuestros errores como clase, sino fundamentalmente también nuestra soberbia que no nos permitió realizar la autocritica necesaria para modificar la política que nos llevaron a la derrota.
Un detallado análisis de nuestra historia reciente nos muestra como volvimos a equivocarnos en la organización de la resistencia. Podemos hablar de lucha de clases y de dominación de una clase por otra y no nos equivocaremos. Es claro que la clase dominante que detenta el poder económico y político (y no la llamamos burguesa porque a esta altura la mayoría de nosotros vivimos en los burgos y no pertenecemos a ella), oprime y exprime al resto de las clases sociales.

Esta clase cuidadosamente y con esmero sumergió a las otras clases en la incultura, en lo superficial, en la ignorancia y en la dominación. Manifestaciones como Tinelli, futbol para todos y todas, “el felices pascuas, la casa está en orden”, el perdón a y la condescendencia a los genocidas, la Ferrari de Menem, las privatizaciones de las comunicaciones, los trenes, la línea de bandera, la ley federal de educación, el facilismo en las escuelas y universidades, la soja transgénica, los negocios de la mega minería, la re estatización de YPF, y ahora la visita del presidente de EEUU justo el 24 de marzo, son varios ejemplos que documentan lo expresado. Todo ello a cambio de los electrodomésticos y suntuosidades en cuotas. Así se fue minando, cercenando, deshilachando la estructura de nuestra sociedad. Viajábamos a Europa con la misma asiduidad que a Villa Celina y no nos sorprendió tal facilidad. Pensábamos que era lo que nos correspondía por el solo hecho de haber nacido en estas latitudes, y no pensamos en el costo.

 

desnutricion

 

Como lo que se aleja del suelo, generalmente según Newton, tiende a bajar, así comenzó a dispararse la desnutrición infantil, la desocupación, la indigencia, los cartoneros y los piquetes, y por supuesto la imperdonable ofensa de los bancos acorralando a los burgueses (los habitantes del burgo), todos hechos que llevaron a la represión y las muertes del 19-20 de diciembre del 2001. En ese preciso momento histórico comenzaron los reacomodamiento políticos y económicos que solo buscaban sostener el poder. La opresión y explotación desenmascarada donde los miserables de siempre huían y se escondían de sus bajezas y del “Que se vayan todos”, esa particular desesperación ciudadana, que como bien decía Maquiavelo mas se preocupan por sus ahorros que por sus muertos y todos nosotros ocupando edificios y haciendo florecer asambleas y organizaciones. Por esos días se gestó una reunión en la Casa de las Madres para analizar los acontecimientos del 19 y 20 y la represión ocurrida. Organizarse contra la represión no fue el eje central de esa reunión, mas bien NO fue un eje. Lamentable, considerando el 26 de Junio del siguiente año. Una vez más primaron las palabras a la acción, los discursos estériles a las buenas razones. Algunos desocupados y marginados del proceso económico comenzaron a organizarse a partir de la segunda mitad de la década del 90 en pequeños grupos denominados piqueteros a partir de su metodología de protesta. Con los cortes de calle se consiguieron planes sociales, bolsones de arroz, yerba, azúcar y fideos, migajas que soezmente el gobierno llamaba alimentos. Todo aquello no fue gratis y costó ya demasiadas vidas y libertades. Sin embargo los cortes como medida de lucha se agotaron a mediados del 2003. Los piqueteros y los asambleístas no lograron integrarse y el poder aprovecha esa cuestión para hacer algo que siempre hizo muy bien: poner a la clase media en contra de los más pobres.

Los Kirchner fueron el resultado de lo poco o mucho que se consiguió con la lucha de esos tórridos tiempos. Néstor Kirchner y Cristina no eran precisamente defensores de los Derechos Humanos ni de la justicia social (léase su gobierno en Santa Cruz y sus negociaciones con los petroleros) pero no tuvieron más remedio que parecerlo. Como política de estado el gobierno captura banderas históricas del movimiento popular y deglute sin masticar organizaciones del pueblo convirtiéndolas en estructuras adictas, amorfas y rentadas. Entre sus filas incluye la otrora intransigente Hebe Bonafini, y a la figura más emblemática de la Agrupación Abuelas, Estela de Carlotto, sin olvidarnos del periodista estrella de la justicia y los derechos humanos Horacio Verbitsky.

Poniendo de manifiesto una vez más que algunas veces la cuestión económica hace sombra sobre la luz de la conciencia y que para algunos en la noche todos los gatos son pardos.

 

¿Las luchas por la liberación nacional en la parte sur del continente americano fueron en los años pasados militar e ideológicamente derrotadas? El pueblo ahora está mayoritariamente sumido en el individualismo, la superficialidad y la impotencia?

movimientos

 

Con la derrota vino conjuntamente la exacerbación dominante de los medios de comunicación y por ende la manipulación de las mentes. Los cerebros fueron disueltos y la globalización hizo el resto. Nos fuimos desposeyendo del yo colectivo para quedarnos con yo individual y poco tiempo después ni siquiera el yo individual. La búsqueda por la salvación personal, incitada por los medios globales de comunicación fue tan atroz y tan desesperante que nos fuimos quedando aún sin ese núcleo original que la religión instaló para dominarnos que llamo familia. La concepción ortodoxa de la familia fue durante muchos años la excusa que nos hacia mirar a otro lado cuando el bien social se desvanecía. El cuidado de la misma fue la excusa para instalar el “No te metas” y el “Vale todo”.

Enseñamos a nuestros hijos a mirar otro lado, a no comprometerse más allá de lo mínimo necesario que los preservara. Si yo podía educar a mis hijos no importaba que la educación se desarmara. Si yo tengo medicina prepaga no importa que la salud se desbarate y obviamente existía toda graduación de ese autismo social. Pero hasta los noventa, hasta antes de la caída del muro esos valores se extendían al grupo familiar. Luego poco a poco eso se fue perdiendo colocando al individuo y lo que nos pasaba a cada uno por encima, incluso del grupo familiar. Las conversaciones sobre las cosas comunes de la familia y de la sociedad dejaron de tener valor para quedarnos solo con la discusión sobre lo individual. Poco a poco nos íbamos vaciando de contenido y sin darnos cuenta de nuestro propio yo. Justamente por preocuparnos y ocuparnos solamente de nuestro yo.

Nuestra nación tenía cerca del 50 % de la población sumergida en la pobreza. No teníamos salud (ni la tenemos), no teníamos educación (ni la tenemos), no teníamos industrias (ni la tenemos) y por obvio no tenemos trabajo.

Lo que antes era un ejército de desocupados, ahora paso a ser un ejército de desahuciados pobremente alimentados por algunos planes sociales a los que la mayoría de los habitantes del burgo llama “planes descansar”.

Los movimientos sociales comenzaron a organizarse sobre la base de altos niveles de desocupación, nucleándose alrededor de un grupo de dirigentes con trayectoria variada que se encontraron por primera vez, por lo menos en muchos años, con capacidad de movilizar decenas de miles de personas. Lo que al principio fue un recurso útil y genuino para la organización que resolvió problemas específicos y concretos del pueblo, se fue convirtiendo poco a poco en un medio de acumulación de poder de un grupo reducido de dirigentes, conscientes o no.

El gobierno aprovecho los planes sociales para mantener clientelar mente enormes masas de población sin organización, capacitación y trabajo. Ni los dirigentes en su mayoría pudieron aprovechar generar una verdadera escuela de capacitación del pueblo que reprodujera las enseñanzas mínimas. Que comprendiera la razón de ser de organizarse, la razón de nuestra situación. Fracasamos en inculcar dignidad y rebeldía. Fracasamos en generar integración de todos. La clase media devaluada y denigrada veía a los piqueteros como sus enemigos y estos a su vez lo opuesto. El verdadero enemigo, la clase dominante, reía y avanzaba.

Pasaron varios años desde aquellos tiempos. La situación se agravó. El enemigo sigue mintiendo y quiere hacernos pensar que todo está mejor. Nos trae al presidente de los EEUU, nada menos que el 24 de marzo, a 40 años de que, con el auspicio, venia y complicidad de los EEUU se instalara en nuestro país la más sangrienta genocida dictadura cívico militar, que formó parte del genocidio general que EEUU proyectó para toda Latinoamérica, engañándonos con que de esa manera participaremos de las bondades del mundo. Nos dicen que es nuestro deber pagar entre todos la deuda contraída por unos pocos porque de lo contrario no podemos integrarnos al mundo. Pero no aclaran que ese mundo es el mundo de ellos, no el de los pueblos ¿Porque debiéramos instalarnos en su mundo? Es mentira que hay un solo mundo hay muchos mundos, de ahí las guerras de colonización y dominación. No existen ni existirá un solo mundo en tanto las guerras deban perpetuarse porque son elementos de concentración de riquezas, de poder, de dominación y de destrucción que el global mundo capitalista requiere para perpetuarse.

 

cuba

 

Por otro lado si Cuba, la bien parida, la rebelde, la revolucionaria. la libre doncella del Caribe, situada en el medio de la América esclava, la constante desafiante al gigante invasor, la piedra en el zapato del imperio.

Cuba la digna, a de los niños y ancianos protegidos, Cuba la culta, la que sigue educando a su pueblo, la del futuro presente, la Cuba en la que Martí, Fidel, el Che, Camilo, y tantos héroes ofrendaron la vida por el pueblo. La Cuba de 0% de desnutrición infantil y menor mortalidad infantil de todas las Américas. La de la salud. La Cuba de Playa Girón, la que resistió 55 años de bloqueo criminal y cobarde sin insertarse en el mundo globalizado y siguió manteniendo los preceptos sagrados de la honra de mujeres y hombres que es proteger lo que crece como bien decía el poeta Tejada Gómez. Si Cuba país pequeño y sin muchos recursos lo logró, nosotros que nos jactamos de tener y que efectivamente tenemos todo, ríos, mar, montañas, suelo, selva, minerales, alimentos como es que no lo lograremos ¿Qué importancia tiene si no nos insertamos en su mundo diseñado para el bienestar de unos pocos? Primero la dictadura, después la teoría de los dos demonios, las instrucciones a los fiscales sobre la obediencia debida y el punto final, el punto final, la obediencia debida, el indulto a los genocidas, el no al aborto, el uno a uno, las privatizaciones, y por último toda esta barbarie de proceso económico extractivista, genocida y ecocida. Recordar las negociaciones con Chevron, la Barrick y Monsanto, o sea, el poder en si mismo.

O sea que estando en su mundo coleccionamos y seguimos coleccionando pobreza (hoy cerca del 35 %), desnutrición, cáncer, deformaciones y enfermedades por los químicos de sus industrias, gatillo fácil, narcotráfico, Cromagnon, Once, desinformación, inundaciones, alimentos contaminados, agua contaminada en el país de las reservas naturales más importantes del planeta, pueblos al lado de ríos sin agua potable, etc.. QUIZAS SEA EL MOMENTO DE SALIR DE SU MUNDO DE UNA VEZ POR TODAS, EN LUGAR DE SEGUIR CONTAMINANDONOS CADA VEZ MAS CON EL.

La realidad es irrefutable: la redistribución de las riquezas es cada vez más dispar. Aumento significativamente con respecto a aquellos años. La concentración de la riqueza es mas obscena que nunca. Hoy el poder global en su proceso de anarquía no mira demasiado a quien decapita.

En la Grecia clásica, la antítesis de la verdad (alétheia) era el olvido (lethe). Contrario a lo que ocurre actualmente, la verdad no se oponía a la mentira, sino al olvido. La verdad era algo que está ahí latente, algo que es necesario develar. Es por ello, y se puede tomar como síntoma, que muy pocas veces la Plaza de Mayo estuvo un 24 de marzo tan lleno como este del 2016, 40 años después. NO hay olvido sin justicia, y este 24 de marzo lo demostró. Por ello el pueblo salió a la calle, porque nuestros compañeros, los muertos, los encarcelados, los desaparecidos, los torturados no fueron justiciados. Porque todavía los males por los cuales se lucho siguen indemnes. Porque los torturadores, genocidas no han pagado sus crímenes. Porque los criminales, los que enferman, matan, desaparecen siguen libres. Lo demuestra Julio Lopez, Luciano Arruga, Diana Kolman y tant@s cientos más .

También por ello debemos comprender que el reformismo como una de las mejores herramientas del capitalismo merece un capítulo aparte en esta historia. A decir de Buen Abad, “…los reformistas van por el mundo ufanos de impunidad, se dicen genios unos a otros, cada cual inventa un “hilo negro” para bordar su nombre en la historia como grandes redentores de la humanidad mientras consiguen sueldos, becas, ayudas y premios. Ritual odioso del individualismo. Su misión principal es frenar el desarrollo de la Revolución Socialista – no solo en el siglo XXI- y para eso ponen al servicio del capitalismo todo su talento de cachorros perversos. El amo les da palmaditas de dinero y de fama. Por eso es tan importante oponer a los reformistas y sus burócratas debate y combate… Los reformistas se hacen pasar por revolucionarios o progresistas, de forma tal de frenar todo avance para negociar con él a favor de sus sectas. El reformismo siempre se interpone como “interprete” o “traductor” del “sentir” de los pueblos, se dedica a bloquear toda organización y movilización que no logra controlar para sus fines de secta. Eso es parte de la expresión de uno de los enemigos más perversos de la clase trabajadora.” No hay mucho más que decir sobre el tema, lo importante es diagnosticar la presencia de este germen inmundo.

 

revolucion

 

“Es absolutamente justo evitar todo sacrificio inútil. Por eso es tan importante el esclarecimiento de las posibilidades efectivas que tiene la América dependiente de liberarse de forma pacífica. Para nosotros está clara la solución de esta interrogante; podrá ser o no el momento actual el indicado para iniciar la lucha, pero no podemos hacernos ninguna ilusión, ni tenemos derecho a lograr la libertad sin combatir (…) Nos empujan a esa lucha; no hay más remedio que prepararla y decidirse a emprenderla” (Escritos y Discursos”. Ops.Cit. Tomo 9. Pág.: 370 ). “…En nuestro mundo en lucha, todo lo que sea discrepancia en torno a la táctica, método de acción para la consecución deobjetivos limitados, deben analizarse con el respeto que merecen las apreciaciones ajenas. En cuanto al gran objetivo estratégico, la destrucción total del imperialismo por medio de la lucha, debemos ser intransigentes… ” Che, Mensajes a los pueblos del mundo a traves de la Tricontinental.: ”

 

info@mutualsentimiento.org.ar

Comentar

Comentar

Mutual Facebook

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

MUTUAL TV

Categorías